domingo, 23 de junio de 2013

André Cunha cambia Gil Vicente por Ribeirão. Entrevista


Hace unos meses, asistí en Olhão a un empate a 2  entre Olhanense y Gil Vicente, un duelo en el que ambos equipos se jugaban la vida, pero en el que hubo lugar al talento.

Como siempre, André Cunha dio una lección de conducción, de dirección de juego de ataque, de efectividad en el pase y de compromiso. Y es que aunque es un jugador exquisito, se forjó durante 10 años en equipos como Covilhä, Vizela y Ribeirão, destino en el que repetirá la próxima época, y ese bagaje se deja ver en el terreno de juego. 

Una de las sorpresas del mercado portugués en la antesala de la temporada 2013-14, sin duda ha sido la no continuidad de André Cunha en Gil Vicente y su fichaje por GD Ribeirão, equipo de la tercera categoría portuguesa. 
No ha renovado a pesar de ser uno de los jugadores más destacados del equipo en los últimos años que, además han sido prácticamente, los mejores en toda la historia del club de Barcelós. 

Destacamos especialmente su temporada de debut en la primera liga, en un Gil Vicente x Benfica, en 2011, en la que fue una temporada inolvidable, ya que se vivió por primera vez en Barcelós una final, la de la Copa de la Liga.

Al igual que comentamos recientemente con el caso de Claudio, André Cunha también nos habla de las razones que le han llevado a no seguir en el que ha sido su equipo en los últimos 4 años, a continuación, os dejo con la entrevista:

Para mí, no solamente por historial, ya que la última temporada también resulto buena, fue una sorpresa que no continuara en Gil Vicente, ¿por qué no continua?

También a mí, pero en fútbol todo es posible. Nadie me dio ninguna razón concreta, pero la verdad es que hice 28 juegos (de 30 posibles en liga) y fui el jugador más utilizado. Está claro que esto no fue suficiente, después de tres años y medio en el equipo, para convencer a la dirección de que tenía condiciones para continuar. 

Se cierra una etapa muy importante en su carrera, ¿cómo la resume?

Mi paso por Gil Vicente, tanto personal como colectivamente, queda marcado como un éxito.

En La primera temporada (2009-10) conseguimos el ascenso cuando pocos lo creían posible, ya que el club atravesaba una fase muy complicada. 

En los dos años siguientes, además de lograr la permanencia, que siempre fue nuestro objetivo, logramos llegar a la final de la copa de la liga. 

Es por esto y por haber sido siempre de los jugadores más utilizados, así como uno de los capitanes, que puedo estar muy contento por mis prestaciones en el equipo.  

¿Fue la final de la Taça da Liga, frente a Benfica, el mejor momento?

Hubo varios en realidad, como el ascenso a la primera liga o la victoria frente a FC Porto, la única en los tres últimos campeonatos que han conquistado los dragones. En cualquier caso, para mí, la mayor victoria ha sido conocer a mis compañeros y compartir el vestuario con ellos. 

Sabiendo que GV es el pasado, ¿cómo se plantea el futuro?

Mi futuro es ser jugador de GD Ribeirão, un club que ya conozco y que tiene un proyecto muy ambicioso, que pasa por el ascenso, del que estoy muy orgulloso de formar parte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada